Ablación por Radiofrecuencia


 

Beverly Hills Advanced Pain
and Spine

Especialistas en Medicina del Dolor Intervencionista
ubicado en Los Ángeles, CA

La ablación por Radiofrecuencia (RFA), conocida anteriormente como rizotomía, ha demostrado interrumpir de manera segura las señales del dolor, como esos que viene de la columna hacia el cuello y la espalda baja o de la rodilla. Una corriente de radiofrecuencia es utilizada para calentar un pequeño volumen de tejido nervioso, de esa manera interrumpiendo las señales del dolor que se originan en un área específica. Con la más novedosa tecnología de STRYKER, el Dr. Enayati y el Dr. Gruver pueden utilizar hasta 4 agujas al mismo tiempo para un procedimiento más preciso y rápido y un resultado óptimo para el paciente. El Dr. Enayati y el Dr. Gruver son especialistas en Ablación por Radiofrecuencia ubicados en Beverly Hills.


Preguntas y respuestas sobre Ablación por Radiofrecuencia 

¿Porque es la RFA un emocionante opción de tratamiento? 

El dolor de espalda y cuello no tiene por qué ser tratado con procedimientos quirúrgicos invasivos o manejado con medicamentos por el resto de su vida. La RFA es un procedimiento mínimamente invasivo verdaderamente efectivo con un tiempo de recuperación muy corto. 

Algunos aspectos destacados del tratamiento con RFA son:

  • Es una opción mínimamente invasiva de tratamiento
  • Se enfoca en nervios específicos que causan dolor
  • El alivio del dolor dura desde 6 meses hasta 2 años
  • Muchos planes de Medicare y de PPO cubren este procedimiento
  • No requiere incisiones o cicatrices
  • ¡Se completa en menos de una hora!
  • El regreso a las actividades normales es de dos días

 

¿Puede combinarse la RFA con otros tratamientos para obtener aun mejores resultados? 

En Beverly Hills Advanced Pain and Spine, el Dr. Enayati y el Dr. Gruver suelen combinar la RFA con tratamientos de medicina regenerativa para mejorar su efecto.  Por ejemplo, unos de los tratamientos favoritos del Dr. Enayati y el Dr. Gruver para el dolor de rodilla crónico es inyectar un aloinjerto de células madre en la rodilla, lo cual puede regenerar y reconstruir de manera significativa la articulación en cuestión de semanas o meses, y también aplicar terapia con radiofrecuencia a la rodilla inmediatamente para aliviar el dolor mientras el tejido se sana a nivel celular. El tratamiento con RFA también permite que el paciente participe de manera más efectiva en fisioterapia para rebalanceo los músculos y reentrenar la marcha mientras el tratamiento con células madre hace efecto. 

 

¿Cómo se realiza este procedimiento? 

El procedimiento de RFA es realizado con anestesia ligera. Durante el procedimiento, usted estará recostado sobre su estómago o espalda, dependiendo de la ubicación que requiere tratamiento. El Dr. Enayati o el Dr. Gruver adormecerán el área a tratar. Entonces, utilizando rayos X guiaran las agujas especializadas de radiofrecuencias a lugar a tratar. Un electrodo es insertado a través de una aguja a una unidad generadora de radiofrecuencia avanzada aprobada por la FDA. Esto estimula los nervios nerviosos y sensoriales cercanos. Durante esta estimulación, su doctor le preguntara si siente una sensación de hormigueo. El objetivo de la estimulación es determinar la ubicación optima de tratamiento para aliviar el dolor. Una vez verificada la posición de la aguja y el electrodo, una pequeña señal de energía de radiofrecuencia viaja a través del electrodo hacia el tejido, eliminando las vías del dolor. 

¿Cuándo comenzare a sentir alivio del dolor?

Luego del procedimiento, usted podría experimentar un poco de incomodidad en el tejido blando en el sitio donde fue colocada la aguja. La incomodidad debería irse en un par de días. Su dolor mejorara significativamente en las siguientes semanas. El tratamiento con Radiofrecuencia de los nervios usualmente bloquea las señales del dolor por un periodo prolongado de tiempo, hasta dos años. El procedimiento puede ser repetido si los nervios se regeneran y su dolor regresa. 

El tratamiento de RFA no debería de limitar sus actividades diarias. Usted debería retomar sus actividades normales, incluyendo el trabajo, al día siguiente. Las restricciones físicas que tenía antes del procedimiento podrían seguir ahí.

Directorio Español